Estados del deseo

 

   Lápiz sobre papel 
   25 x 17 cm cada uno
   2012

 

 

 

 

 

“El devenir es un deseo inmanente del ser, una dimensión ontológica de la nostalgia.

Nos hace inteligible el sentido de un «alma» del mundo.”

E.M. Cioran

La psique como alma del  ser se ve reflejada en la manifestación de un deseo; a partir de la mirada y  la acción gesticular  pretendo dar a entender cómo existen manifestaciones y mecanismos de expresión de los diferentes estados anímicos que funcionan como un lenguaje producto de la transitoriedad  del deseo, el lenguaje ajeno en este caso es el gesto.

Tres facetas exaltan un comportamiento y procesos psíquicos, por un anhelo y un deseo inconsciente se genera una acción, lo he clasificado como el momento de  provocación. La satisfacción, el poder ejercer mediante el gesto la sensación es una confrontación de lo que Freud llamaría una pulsión acéfala. Por último,  una mirada refleja el acto de la memoria, que  trae consigo una carga de sensaciones que constituyen el sujeto; el recuerdo anhelado, la añoranza, nostalgia y la ausencia; le he llamado el momento de contemplación.

 

Tres estados del deseo muestra a partir del dibujo y desdibujo del rostro el secreto  como imposición cultural y la represión del habla  que canaliza su fuerza hacia la acción, hacía un gesto.