Vestigio

 

   Óleo sobre lienzo
   50 x 70 cm
   2016

 

 

 

Es producto del estudio de la iconografía en los autorretratos que el pintor holandés Rembrandt Van Rijin realizó en diferentes momentos de su vida, dando como prioridad el estudio del “Autorretrato a la edad de 63 años”, obra qué realizó en el último año de vida.

Alrededor de esta pieza y de otras más como “Autorretrato a los 34 años o  “Autorretrato con pintura y pinceles”  se configura un imaginario de artista reflexivo, contemplativo e imponente; manteniendo una postura  y encuadre similar, así como un foco de atención al rostro. Entender éste tipo de representación llevó a pensar mi  imagen bajo los rastros  de la pintura figurativa que nos antecede  y a explorar la posibilidad de representarme bajo esta idea, conservando elementos propios de nuestro tiempo (como la manera de vestir) en diálogo con la postura, luz  y encuadres de la pintura academicista.

 

No sólo se convierte en el vestigio de una imagen del pasado sino que inicia la construcción de  una temporalidad en la que el eje central es la introspección y la auto referencia.